Final rocambolesco: el Edificio España se vende dos veces en el mismo día

Carambola inmobiliaria en la venta de Edificio España. Después de unas negociaciones con tiras y aflojas durante casi un año, el empresario Trinitario Casanova ha concretado la adquisición del histórico Edificio España de Madrid al gigante chino Wanda Group por 272 millones de euros. En la misma operación, el propietario del grupo Baraka ha vendido la propiedad del rascacielos a la cadena hotelera RIU, que abrirá un nuevo establecimiento. Casanova explotará los 15.000 m2 destinados al centro comercial.

Los últimos tres años de la historia del emblemático Edificio España de Madrid se han concretado con una doble operación de compraventa. El gigante asiático Dalian Wanda Group ha vendido el histórico rascacielos de la Plaza de España de la capital al holding español Baraka, propiedad del empresario Trinitario Casanova, por 272 millones de euros.

Una pequeña victoria para Wanda, que aceptó la única oferta que superaba los 265 millones que pagó en 2014 al banco Santander, aunque en los años que ha tenido el edificio se ha gastado unos 75 millones en mantenimiento del edificio.

En una operación que se ha alargado cerca de un año desde el acuerdo entre Wanda y Baraka, y después de que se frustrara la venta el pasado marzo, Casanova no ha tardado en llegar a un acuerdo con la cadena RIU Hotels & Resorts para adquirir el 100% de la propiedad. Un visto y no visto inmobiliario del que está muy acostumbrado el empresario español con sede en Murcia. Junto al grupo inmobiliario estadounidense Hines ya había protagonizado algunas operaciones de compra y venta inmediata en la zona centro de la capital.

“Estaba en nuestros planes estratégicos abrir un hotel Riu Plaza en España y esta oportunidad en Madrid, en una ubicación inmejorable y en un edificio emblemático, cumplía con creces con todos los requisitos”, han manifestado Carmen y Luis Riu, consejeros delegados de RIU Hotels. “Tras varios meses, la operación ha ido madurando hasta abrirse la posibilidad de que RIU se haga con el 100% de la propiedad del edificio, una oportunidad que, tras analizarlo en profundidad, no hemos querido desaprovechar”, explican los directivos.

La cantidad que RIU ha pagado por el rascacielos no ha trascendido, aunque fuentes de la compañía afirman que entre la compra y reforma del inmueble invertirá entre 380 y 400 millones de euros.

Tras este acuerdo, el futuro hotel Riu Plaza ocupará 24 plantas del emblemático rascacielos, que tiene 27 alturas, mientras que el resto se destinarán a uso comercial. Los 15.000 m2 de la zona comercial serán gestionadas por el Grupo Baraka.

El establecimiento contará con 650 habitaciones con una categoría de cuatro estrellas. Además, contará con dos restaurantes, una piscina en la azotea, donde también se ubicará el Sky Bar.

Wanda sale por la puerta de atrás del Edificio España

La experiencia inmobiliaria en Madrid del gigante empresarial presidido por Wang Jianlin, el hombre más rico de China, ha acabado en un fracaso comedido. La llegada de uno de los principales accionistas del Club Atlético de Madrid, de la mano del presidente colchonero Enrique Cerezo, se vendió a bombo y platillo por la Comunidad de Madrid presidida por Ignacio González como el gran retorno del inversor extranjero a la capital tras lo peor de la crisis económica.

En julio de 2014, el banco Santander y Wanda Group llegaron a un acuerdo por el rascacielos por 265 millones de euros. Una venta en pérdidas para la entidad presidida por Emilio Botín que compró el Edificio España en pleno boom inmobiliario en 2005 por cerca de 400 millones de euros a la inmobiliaria Metrovacesa.

El grupo chino empezó a proyectar el futuro del inmueble, del que salió un proyecto para una reforma integral en la que se incluía un hotel de cinco estrellas, viviendas de lujo y un centro comercial. Sin embargo, el plan de Wanda, que incluía el desmontaje de la fachada del edificio, para levantarlo tal cual, chocó con el Ayuntamiento de Madrid, que defendió a capa y espada la protección patrimonial del edificio. Wanda, cansado de que su proyecto no saliera adelante, colgó el cartel de ‘Se Vende’ a comienza de 2016.

Artículo visto en IDEALISTA

Últimas Noticias