La construcción de vivienda nueva prosigue con su resurrección

La crisis hizo estragos en todo el sector inmobiliario y muy especialmente en la promoción residencial. El número de visados para levantar nuevas viviendas se desplomó de las 865.561 unidades en 2006 a un mínimo histórico de 34.288 en 2013. Entonces, este indicador rompió la tendencia negativa e inició una resurrección en 2014 que prosigue en 2016. Si todo sigue por la senda de la normalidad en la recta final del año, la cifra de permisos para edificar casas superará las 60.000 unidades.

Según el Ministerio de Fomento, hasta septiembre se dieron 47.837 permisos, lo que supone un 32,2% más que en el mismo período de 2015. Este porcentaje al alza podría parecer muy elevado, pero nada más lejos de la realidad. Hay que tener en cuenta que se parte de niveles extremadamente bajos. Además, de seguir en esta línea, el incremento será inferior al 42,5% de 2015, con lo que se entiende que el efecto rebote se estaría moderando gradualmente en favor de un crecimiento sano del sector promotor en su camino hacia el equilibrio.

El incremento de la edificación residencial se aprecia en todas las regiones, como señalan desde Servihabitat en un reciente informe inmobiliario, pero destacan los aumentos de Castilla y León (70,5%), Aragón (49%), Madrid (23%) y Cataluña (12,2%). Sin embargo, este servicer detecta y alerta de la falta de inversión en la transformación de nuevos suelos no finalistas, que podría volver a frenar en seco la oferta. Véase la Operación Chamartín, que continúa parada y representaría un balón de oxígeno de miles de nuevas viviendas para el colmado mercado residencial en el norte de la capital. Pese a la escasez de oferta y de materia prima regulada para producirla, Julián Cabanillas, consejero delegado de Servihabitat, descarta la generación de una nueva burbuja porque «no hay elementos y no se dan las circunstancias para ella».

Desde el servicer se puntualiza la necesidad de hacer nuevo producto al margen del stock existente, que ya supone menos de una tercera parte del millón de pisos sin vender que llegaron a acumularse durante la crisis. Exactamente, Servihabitat calcula que 2016 acabará con 388.000 viviendas sin estrenar en comercialización. No obstante, explica que buena parte de este escaparate está fuera de mercado -no encaja con la demanda- porque se concentra en determinadas zonas, muchas de segunda residencia.

«La demanda es cada vez más selectiva en muchas localizaciones secundarias y están apareciendo necesidades de mantenimiento de los inmuebles de algunas promociones. De ahí que la reducción del excedente no se dé de forma homogénea en todo el territorio», señala el estudio.

En este punto, cabe destacar que el stock es casi inexistente, según el estudio de Servihabitat, en Madrid, Cataluña y Extremadura. Tres regiones donde la necesidad de vivienda nueva comienza a agravarse y la ley de la oferta y de la demanda está propulsando los precios. En la Comunidad de Madrid apenas hay 10 casas nuevas en venta por cada 10.000 habitantes. Esta proporción asciende a 20 y 21 en tierras catalanas y extremeñas, respectivamente.

Ante este pobre panorama de oferta de obra nueva, los expertos opinan que la producción de casas debería situarse, más pronto que tarde, en las 100.000-150.000 unidades anuales, con las capitales de provincia y grandes ciudades como epicentros de la actividad. Esta inyección serviría, por otro lado, para suavizar el crecimiento de los precios en un mostrador muy presionado por la demanda.

Al margen de la cantidad, la calidad ha comenzado a jugar un papel clave en las nuevas promociones, como quedó de manifiesto en el Congreso Nacional que celebró la Asociación de Promotores Constructores de España (APCE) en octubre. «Debemos conocer qué espera la sociedad de nosotros y no esperar a que las cosas sucedan. Hay que tomar el testigo para avanzar», afirmó Juan Antonio Gómez-Pintado, presidente de la patronal del sector. Éste defiende la creación de un sector moderno, eficiente, sostenible y responsable que sirva para normalizar esta actividad y para afrontar uno de los desafíos de su profesión:el acceso de los jóvenes a la vivienda.

Artículo visto en El Mundo

Añade un comentario...

*Por favor, rellene todos los campos

Últimas Noticias

La vivienda de segunda mano experimenta en 2017 la mayor subida en 11 años
Se trata del mayor incremento del precio de la vivienda de segunda mano desde 2006. El precio medio de la...
En la vivienda, el precio no lo es todo
El sector inmobiliario residencial está viviendo un momento clave para su futuro. Un tiempo en el que todos los actores...
No puedo comprar ni alquilar, ¿qué opciones tengo?
El acceso a la vivienda ha sido siempre un problema. Aunque con el tiempo parece que se acentúa.   La...